El pintor ...

 

 

Roberto Castillo Nishimura nacio el 12 de marzo de 1948 en Zongolica, Veracruz, Mexico, tercer hijo de Roberto Castillo Tello, autor del Escudo de la ciudad de Zongolica y de Maria Elena Nishimura Sautta, su fervorosa madre.

 

Descubre sus dotes para las artes plasticas en los anos '60s. comenzando a manifestarse pintando animales, en especial equinos.

 

 

y su produccion...

 

 

En 1975, Nishimura tuvo su primera exposicion en una colectiva en el Circulo Japoneses de la Ciudad de México, D.F.

Desde la primavera de 1979, su actividad pictoica se vuelve mas profusa y vende su produccion constantemente sin darse tiempo de poder conservar algunos cuadros para montar otra exposicion.

 

En 1980 presenta su primera exposicion individual en la "Sala Mishima" del Café-Arte Suntory en la ciudad de Mexico D.F.

Durante el tiempo que vive en la capital del pais, se vuelve asiduo visitante de museos, galerias y todo tipo de manifestaciones culturales, entre ellas la poseia , el teatro y el buen cine.

 

En 1983 retorna a su pueblo natal donde tiene su base desde ese ano.

En 1984 participa desde aqui en la "Muestra Nacional de Pintura" organizada por el Instituto Mexicano del Seguro Social de la Ciudad de Mexico, D.F.

 

En 1986 se involucra con la Alemana Elke Shoetter en la investigacion de tintes naturales y el proceso de tenido de la lana en la Sierra de Zongolica, logrando grandes experiencias de mas firme de tradiciones usos y costumbres del grupo indigena de su region.

 

Es hasta 1994 cuando expone por la primera vez en el extranjero, haciendo en Europa, en la galeria "E43 Im Treppenhaus" en Berlin, a instancia de la pintora Alemana Gisela Weiman, donde vende toda la produccion de esa epoca.

 

En 1995 presenta una exposicion en la "Casa de la Cultura" de Zongolica que titula "Realidad Multicolor" donde en esta ocasion es todo un exito ya que la misma noche de la inauguracion se vende el 80% de sus trabajos.

 

En 1999 es en la Sala de Cabildos de Zongolica que se muestra nuevamente la profunda sensibilidad del pintor.

 

Hoy, Otros tonos de la vida  llega en Belgica.