FILOS

linea

EL CONSEJO DEL CÓDIGO DE PUBLICIDAD HOLANDÉS

linea

A finales de 1994, los Clorofilos iniciaron una queja ante el Consejo del Código de Publicidad Holandés (RCC) contra el folleto de Greenpeace titulado El cloro está en todas partes, que está plagado de sugerencias sobre los aspectos negativos del uso del cloro sobre la salud y el medio ambiente, y en especial contra el uso del PVC.

Aunque el RCC declaró que Greenpeace iba demasiado lejos en sus afirmaciones, no fueron condenados. El RCC declara que Greenpeace podría emplear (la interpretación que hace Greenpeace de) el principio de prevención, por lo que no necesitan probar sus argumentos. Además de ésto, en contra del Código de Publicidad Holandés, Greenpeace no ha de demostrar que las alternativas que promueve son mejores para el medio ambiente.

El veredicto del RCC es bastante extraño si se le compara con veredictos anteriores acerca de productos clorados como el PVC, en los que se condenó como engañoso un folleto del Ministerio de Medio Ambiente holandés.

Por otro lado, Greenpeace fue condenada por las Autoridades Inglesas sobre Normas Publicitarias ("Advertising Standards Authority") por su repugnante campaña publicitaria "Vd. es la mitad de hombre de lo que fue su padre", otra de las quejas que también tuvimos en Holanda.



Quejas de los Clorofilos que no han sido atendidas por el RCC:

La afirmación de que todos los compuestos químicos clorados son muy tóxicos para la humanidad y el medio ambiente, mientras que la mayoría de ellos no son tóxicos o apenas lo son.

La sugerencia de que sólo hay algunas sustancias químicas cloradas antinaturales, mientras que en la naturaleza se han encontrado unas dos mil hasta ahora.

La sugerencia de que el problema de las dioxinas podría resolverse prohibiendo las actividades de la industria del cloro, mientras que la actual industria química del cloro sólo es responsable de la milésima parte de las emisiones de dioxinas. El problema de las dioxinas se está resolviendo mejorando la calidad de la incineración de los residuos y las medidas tomadas por el sector de los metales. Las alternativas ofrecidas por Greenpeace originan, en general, más dioxinas durante su fabricación, transporte, reciclado y/o la eliminación que las de la industria química del cloro.

La sugerencia de que la fabricación, el transporte y el uso del cloro causan gran número de víctimas. Greenpeace emplea una interpretación engañosa de la palabra "víctima" al incluir en ella a todas las personas evacuadas incluso en el inicio de un incendio que no tiene nada que ver con el cloro. Greenpeace no hace ninguna comparación con el (mayor!) número de víctimas reales causadas con la fabricación de las alternativas.

La sugerencia de que la persistencia es siempre una propiedad negativa. El vidrio, la cerámica, el hormigón y el PVC son materiales muy persistentes, lo cual da lugar a una propiedad muy positiva durante su vida útil.

La sugerencia de que la Comisión de París y otras organizaciones gubernamentales quieren que se prohíban todos los productos químicos clorados, cuando realmente sólo quieren la prohibición de los productos químicos tóxicos, persistentes y bioacumulables, sean clorados o no.

La presentación de los pareceres de varias comisiones (IJC, Administración Clinton) como si fueran resoluciones gubernamentales, cuando en realidad no son resoluciones en absoluto o las resoluciones reales se basan más en el sentido común.

La sugerencia de que todos los compuestos químicos clorados que se encuentran en el cuerpo humano, son antinaturales y peligrosos, mientras muchos de ellos son esenciales para el nivel de sales, para la digestión y para el sistema inmunológico del cuerpo.

La sugerencia de que los productos químicos clorados son la principal causa de cáncer; mientras que la ciencia demuestra que, por lo menos, el cincuenta por ciento de todos los productos químicos -naturales o no, que contengan cloro o no- son cancerígenos en dosis elevadas, y las listas de los compuestos nitrogenados e hidrocarburos, cancerígenos más peligrosos, son mucho más largas.

La sugerencia de que todos (más de 10.000) los compuestos químicos clorados ejercen una influencia negativa sobre el sistema hormonal, mientras que en realidad solamente tienen dicha influencia tres productos químicos, de los cuales dos (los PCBs y el DDT) ya están prohibidos y los demás (las dioxinas) se están reduciendo drásticamente.

La sugerencia de que la cloración del agua potable llega a causar 10.000 casos adicionales de cáncer al año, mientras que la no clorada origina en todos los casos un riesgo enorme y el informe en el que se basaba esta sugerencia no tiene en cuenta la diferencia que supone la cloración o no cloración, sino la diferencia entre la cloración de aguas superficiales más contaminadas frente a la cloración o no cloración del agua del suelo. Cuando en Perú se suspendió la cloración, lo que era una epidemia incipiente de cólera se convirtió en un desastre para la gente que vivía allí: hasta la fecha, han muerto más de 19.000 personas y enfermaron más de 200.000.

La sugerencia de que el PVC reciclado es de baja calidad, cuando en realidad, el PVC procedente de aplicaciones de corta duración se recicla convirtiéndolo en tuberías de larga duración para aguas residuales -con marca de calidad!- que aguantarán 80 años, por lo menos, y sin los problemas de reciclado de las alternativas.

La presentación de muchas alternativas sin cloro, especialmente para el PVC, sin ninguna evidencia de que sean mejores para el medio ambiente, mientras que es obvio que resultan más peligrosas para las personas y/o el medio ambiente.

linea

Está en el nivel dos de las páginas de los Clorofilos.

Creación: 30 de marzo de 1996
Ultima actualización : 5 de marzo de 2000

Página de bienvenida

A la: Página de presentación de los Clorofilos

Arriba Greenpeace y el cloro

Al derecho Segunda queja con la comision de control de pubicidad neerlandesa

Para cualquier comentario sobre esta u otras páginas (de preferencia en Ingles):

Envio a: chlorophiles@ping.be