FILOS

linea

GREENPEACE SOLICITA LA PROHIBICIÓN DEL USO DEL PLÁSTICO PVC QUE FORMA DIOXINAS

Comunicado de prensa de Greenpecace de 14 de Marzo, 1996.

GREENPEACE VISITA TORONTO PARA SUPRIMIR LAS "TUBERÍAS TÓXICAS"

Comunicado de prensa de Greenpeace de 20 de Marzo, 1996.

UN NUEVO INFORME CONFIRMA QUE TORONTO TIENE QUE RESTRINGIR EL USO DEL VINILO

Comunicado de Prensa de Greenpeace de 26 de Abril, 1966.

TORONTO TOMA MEDIDAS CONTRA EL VINILO

Comunicado de prensa de Greenpeace de 29 de Abril, 1996.

linea

RESPUESTA DE LOS CLOROPHILES

Origen: Comunicados de prensa de Greenpeace de EE.UU. por los que se solicita la prohibición del PVC, al publicarse el libro Our Stolen Future ("Nuestro futuro robado"), de la Dra. Theo Colburn, et. al., y las acciones para forzar la prohibición de las tuberías de PVC en Toronto. Los comunicados de prensa originales se pueden encontrar en los comunicados de prensa de Greenpeace Gopher Greenpeace Gopher press-releases overview.

El primero se puede encontrar directamente en: 3-14 action now against toxic hormones dioxin and PVCs (3-14 Acciones actuales contra las hormonas tóxicas, las dioxinas y los PVCs) y cubre la presentación del libro Our Stolen Future de Theo Coburns.
El segundo se puede encontrar en 21/3/1996 Greenpeace calls on Toronto to drop 'Toxic piping' (3-20 Greenpeace visita Toronto para suprimir las "Tuberías Tóxicas"). Es una llamada de Greenpeace a la Ciudad de Toronto para que prohíba las tuberías de PVC para el suministro del agua y para la evacuación de las aguas residuales, en una vista celebrada el 35 de Marzo.
El tercero figura en 29/4/1996: New Report Confirms Toronto Must Restrict Use of Vinyl (4/30, 1996: Un nuevo informe confirma que Toronto tiene que restringir el uso del vinilo). Este es el último intento de convencer a la Ciudad de Toronto para que prohíba el uso de PVC y cubre la publicación del informe de Greenpeace Recuperar nuestro futuro perdido.
El último es un relato al estilo de Greenpeace para ocultar que perdieron la batalla: 30/4/1996: Toronto Takes Action Against Vinyl (4/30 1996: Toronto toma medidas contra el vinilo).

A todos ellos corresponde la misma respuesta.

Después de leer el comunicado de prensa de Greenpeace sobre "medidas actuales contra las hormonas tóxicas, las dioxinas y el PVC", se debe leer las paginas de la autora Theo Colburn, de Our Stolen Future ("Nuestro futuro robado").
Después de esto usted deberia leer la respuesta de Bruce N. Ames en Aging, Cancer, & Hormones: Our Future Has Not Been Stolen (Cancer & Hormonas: Nuestra Futuro No Ha Sido Rabado).


EL PVC Y LAS DIOXINAS

Es cierto que las dioxinas son sustancias muy tóxicas y que es probable que sean agentes cancerígenos humanos y disruptores hormonales. Pero pedir la prohibición del plástico vinílico PVC "que produce dioxinas", científicamente no tiene sentido. Todo compuesto da lugar a pequeñísimas cantidades de dioxinas durante la extracción de las materias primas, fabricación, uso energético, reciclado y/o incineración (accidental).

Basándose en los datos y cifras medidos por los inventarios gubernamentales de dioxinas de Holanda y Flandes (Norte de Bélgica) y las estimaciones de EE.UU/Canadá (véanse fuentes de dioxinas), se puede llegar a la conclusión de que:

La cantidad de dioxinas realmente liberada al medio ambiente por una fábrica que produce cien mil toneladas de cloro y PVC al año, es tan baja como la que un buque (de Greenpeace) libera durante un año de trabajo. La liberación de otros tóxicos carcinógenos (no) persistentes es inferior a la que desprende en forma de hollín un solo camión. Esto no es motivo para que Greenpeace utilice barcos de vela en lugar de sus buques altamente contaminantes, ni para prohibir totalmente el tráfico.

La liberación de dioxinas en la fabricación del acero, es decir, derivada de la sinterización del mineral de hierro, es de cincuenta a cien veces superior a la de todas las fábricas de cloro y las fábricas relacionadas con el mismo juntas. Esto mismo es cierto respecto al uso de leña en las estufas y chimeneas abiertas. No es motivo para que Greenpeace pida la prohibición de los usos del acero, ni para utilizar materiales alternativos para sus buques de acero, ni para iniciar acciones contra el uso de la madera o la leña para calefacción.

La cantidad de dioxinas liberadas por la producción y/o el reciclaje de iguales cantidades de vidrio, madera (muebles), acero, aluminio, cobre, etc. es, en muchos casos, superior a la correspondiente a la fabricación, uso, reciclaje, eliminación y el fuego (accidental) del PVC. No hay motivo para que Greenpeace pida la prohibición de todos estos materiales.

No existe ninguna relación entre la cantidad de cloro contenida en un compuesto y la cantidad de dioxinas liberadas al quemarlo o incinerarlo. Sólo importa la calidad de la incineración. El incendio accidental de toneladas de PVC y materiales que contengan PVC desprenden menos dioxinas que el uso de iguales cantidades de combustible en un buque (de Greenpeace), aunque el PVC contiene 500.000 veces más cantidad de cloro.


EL PVC, LOS FTALATOS Y LOS CAMBIOS HORMONALES

La toxicidad del plastificante DEHP es aproximadamente diez veces menor que la del alcohol (véase el cloro y los cambios hormonales). En las ratas, presenta algunas propiedades tóxicas, carcinogénicas y hormonales a dosis muy elevadas, equivalentes a varios centenares de gramos al día, para una persona humana adulta. Ninguna de dichas propiedades se observa en las dosis reducidas (unos 0,1 gramos al año) que una persona ingiere utilizando PVC blando. Los primates (los monos y los seres humanos) tienen un metabolismo completamente distinto. El PVC, incluido el DEHP, es el único plástico probado exhaustivamente que se puede utilizar para bolsas de plasma sanguíneo y otros suministros médicos, porque no se ha detectado ninguna influencia y el PVC conserva el plasma mucho más tiempo que cualquier otro material, incluido el vidrio.

Greenpeace "olvida" mencionar que la familia de los ftalatos abunda en la naturaleza: Vd. ingiere muchos más ftalatos con verduras como el apio y el ligústico (levisticum officinalis) que con el PVC.

Greenpeace "olvida" mencionar que algunos posibles disruptores hormonales como el octilfenol y el nonilfenol se utilizan en cantidades más elevadas en todos los plásticos como antioxidante y en cantidades muy grandes en los detergentes, lo cual no es motivo para que Greenpeace pida la prohibición de todos los plásticos o de la industria petroquímica o de los detergentes.

Greenpeace "olvida" asimismo mencionar la evidencia científica no sólo de que el serrín de madera es un agente carcinógeno humano bastante potente, sino también que los restos naturales de madera o leña son responsables del cambio de comportamiento de los peces hacia el sexo opuesto debido a los efluentes de las fábricas de papel (¡independientemente de si usan cloro o no blanquean en absoluto!). Lo cual no constituye motivo para que Greenpeace solicite la prohibición de la madera y el papel y un cambio hacia alternativas más seguras (medioambientalmente) como el PVC.

Greenpeace "olvida" mencionar que se ha descubierto que los "pyrethroids" sintéticos tienen posibles propiedades estrogénicas. Estamos esperando una investigación de los "pyrethroids" naturales ampliamente utilizados por los jardineros biológicos, yo mismo incluído.

Si alguna investigación posterior descubriera que los ftalatos tienen cualquier efecto no deseado a las dosis ingeridas por el uso de PVC flexible, deberían ser sustituidos, lo cual se puede hacer, mediante alguna investigación, por otros productos como los adipatos, que no contienen un grupo fenólico, factor común de casi todas las (posibles) sustancias activas hormonales.

El PVC rígido, tal como se le utiliza en tuberías, marcos de ventanas y botellas de agua mineral, no contiene ftalatos ni otros plastificantes.

Greenpeace utiliza el relato de la Theo Colburn, Our Stolen Future ("Nuestro futuro robado") para señalar al PVC como EL principal disruptor hormonal. En aquella ocasión, presentó un nuevo informe, "Taking back our stolen future" ("Cómo recuperar nuestro futuro robado"), informe que es tan exagerado al apuntar solamente al PVC, que no puede ser tomado en serio.


VOTACIÓN FINAL

La votación final en el Consejo de Toronto fue de once a cinco contra la prohibición/eliminación progresiva del PVC. Greenpeace trata de enmascarar este hecho con una larga historia.
El Consejo votó que se suspenda la incineración de tuberías de PVC en las incineradoras municipales. Aunque el PVC no influya en la cantidad de dioxinas que desprende la incineradora, puede ser reciclado de otra manera mejor...
Es correcto que no se debe utilizar tubería de PVC en suelo contaminado; disolventes como la gasolina pueden migrar a través de cualquier plástico, incluido el PVC. En ese caso, se debe utilizar tubería metálica (¡NO de hormigón!).
Los demás puntos votados en Toronto carecen de importancia.


EL PVC Y LAS PROHIBICIONES POLÍTICAS

En algunas ciudades, estados y países europeos, se votó una prohibición política contra el uso del PVC como consecuencia de las mentiras y medias verdades difundidas por Greenpeace. Varias ciudades y estados europeos, incluyendo Berlín, Lengerich, Holanda y Bélgica, han retirado, retirarán o suavizaran las anteriores resoluciones sobre la prohibición del PVC, después de un examen exhaustivo de la evidencia científica, al comparar el PVC con otros materiales en lo referente a consumo de energía, el uso de recursos no renovables, la contaminación del aire y del agua durante la fabricación, el uso, el reciclado y el depósito en vertederos. En todos los casos, se ha demostrado que el PVC es uno de los materiales menos problemáticos.

linea

Toda esta evidencia puede encontrarse (o se encontrará, cuando esté preparada) en las páginas de los Clorofilos y en los informes científicos en los que se basan las páginas de los Clorofilos.

linea

Está en el nivel dos de las páginas de los Clorofilos.

Creación: 14 de marzo de 1996.
Ultima actualización :19 de setiembre de 2004.

Página de bienvenida.

Izquierda: A la: Página de presentación de los Clorofilos.

Derecha: El PVC y el incendio del aeropuerto de Dusseldorf.

Antes de adoptar una postura ante nuestras acciones contra Greenpeace, rogamos lea las páginas sobre Greenpeace y el cloro y entonces comprenderá el porqué de nuestras acciones.

Para cualquier comentario sobre esta u otras páginas:

Envio a: Chlorophiles@ping.be